Que pocas ganas tengo de salir a correr hoy, siempre es lo mismo, damos un paso tras otro pasando frío, calor o mojándonos bajo lluvia. La piel de nuestras caras se curte y el paso de tiempo se acelera fundiéndose en cada una de nuestras arrugas ¿Para qué corremos pudiendo estar en el sofá de casa mirando la tele?  ¿Por qué corremos pudiendo estar tomando una cerveza con amigos mientras nos reímos a carcajadas? No tiene sentido, no tiene explicación, no hay lógica para estar sufriendo en cada recorrido. Perdemos momentos con nuestras familias, en las cenas de los sábados tenemos que irnos mas temprano por culpa de esta maldita afición. Esta claro que correr sirve de poco o directamente de nada.

Continue reading ¿Por qué y para qué correr?