Ir al gimnasio pesas

Ir al gimnasio ¿por salud o por estética?

Tras los copiosos ágapes propios de las Navidades, ir al gimnasio y bajar de peso se han convertido en los propósitos estrella del nuevo año. De hecho, el número de matriculaciones al gimnasio en estas fechas se incrementa aproximadamente un 30%, según los expertos. Sin embargo, el último estudio realizado por Acierto refleja que estos datos no son tan positivos.

El informe revela que, a pesar de ese aumento, actualmente sólo el 23,6% de los españoles está apuntado a un centro de este tipo. El 20% acude entre ninguna y una vez a la semana. El 33% lo hace dos veces. Un 47% se lo toma en serio, yendo más de tres veces a la semana a ejercitarse.

¿Qué nos motiva a la hora de ir al gimnasio?

Pero, ¿qué motivos nos llevan a acudir al gimnasio? El 64,3% lo hace para lucir “tipazo” y tonificar el cuerpo. Le siguen los que dicen ir por salud (un 15,7%) o para adelgazar (un 14%). El resto alega que su objetivo es conocer gente u otras razones.

Respecto a aquellos que no están apuntados, el 48% no ha pisado jamás un gimnasio (al menos como socio). El 31% estuvo afiliado a uno por última vez hace más de tres años. Mientras, el 6,5% ha dejado pasar entre dos y tres años, y el 8,3% entre uno y dos años. El 6,2% restante estuvo inscrito hace menos de un año.

El 64,3% de los españoles van al gimnasio para lucir tipazo

El sedentarismo de los españoles, un riesgo para su salud

Tampoco practicamos deporte de otro modo. Hasta 17 millones de españoles admiten ser sedentarios (el 57,5% de los que tienen entre 18 y 65 años). Además, otros 7 millones (el 23%) reconocen no realizar nada de ejercicio, ni siquiera caminar.

Por desgracia, el sedentarismo, junto a otros factores, puede incrementar el riesgo de obesidad, depresión, patologías cardiovasculares, cáncer u otras enfermedades. También reduce la esperanza de vida en hasta siete años y está asociado a un rendimiento laboral inferior.

Las cifras cobran todavía importancia si tenemos en cuenta que esta tendencia también afecta a los más jóvenes. Sólo el 21% de los menores de 10 años hace deporte. El 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen lo suficientemente activos. Y, además, el 80% de los niños únicamente lo practica en el colegio.

Curiosamente, existen diferencias por comunidades autónomas. Los madrileños, canarios y andaluces son los que más ejercicio hacen, mientras que los vascos y los baleares los que menos interés sienten por él.

El 80% de los niños sólo hace deporte en el colegio

Ir al gimnasio por salud tiene premio

Y precisamente porque hacer deporte conlleva múltiples beneficios para la salud, algunas aseguradoras premian a los clientes que se conciencian en eso de ir al gimnasio. ¿Cómo? Muy simple. A través de planes de recompensa y beneficios para este tipo de usuarios.

“Las aseguradoras están empezando a ser conscientes de que, probablemente, un cliente que practica ejercicio con regularidad conllevará un menor gasto sanitario a la larga y, por tanto, un menor riesgo. La popularización de los wearables y la integración de sus datos en el mercado asegurador serán fundamentales para adaptar las pólizas a los hábitos de ejercicio de los usuarios”, apunta el cofundador de Acierto, Carlos Brüggemann.

Al 61,5% de los españoles le preocupan las calorías que ingiere

Al 61,5% le preocupan las calorías que ingiere

Para acabar, el citado estudio pone de manifiesto que al 61,5% le preocupan las calorías que ingiere. Tanto, que el 54% de los españoles trata de llevar una dieta equilibrada. El resto cuenta las calorías que ingiere. Una práctica que, unida a otras cuestiones propias de cada individuo, podría derivar en trastornos alimentarios más graves como la ortorexia y similares.

Por otra parte, el 58% de los encuestados asegura haberse puesto a dieta alguna vez. El 24% lo hizo en una ocasión puntual y el 18,5% durante el último año. El 16% de la muestra estaba a régimen durante la encuesta. “En todo caso, en el proceso de ponerse a dieta resulta clave la figura de un profesional especializado, de un nutricionista que nos oriente y nos inculque buenos hábitos alimentarios sin poner nuestra salud en juego”, incide Brüggemann.

 

 

Related Post
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.