El ayuno intermitente

Algo tendrá el ayuno intermitente cuando cada día más personas lo ponen en práctica y predican sus bondades a los cuatro vientos. Varios de los divulgadores de nutrición y vida saludable más importantes de la blogosfera mundial, llevan varios años contándonos las ventajas de este particular tipo de ayuno y ahora, el murmullo se va convirtiendo en clamor.

Nosotros, como sabéis, tenemos suficiente respeto por la nutrición como para generalmente, no ofrecer recomendaciones nutricionales. Especialmente cuando son tan polémicas como esta. Hoy no vamos a hacer una excepción y no vamos a recomendar el ayuno ni todo lo contrario: cada persona es un mundo y las recomendaciones las deben hacer los profesionales, de tú a tú. Lo que sí queremos es que conozcas las alternativas que existen y que tú mismo valores si merece la pena investigar más y darle una oportunidad o no.

Así que, comencemos por el principio:

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente consiste en períodos muy cortos de ayuno, con el objetivo de flexibilizar nuestro metabolismo y, si nos sobra algo de grasa, ayudar a acabar con ella. Lo primero que tenemos que decir es que no es una solución mágica. Aunque existe evidencia de casos en los que ayuda a perder grasa, en ese aspecto el ayuno intermitente es una ayuda. Lo principal siempre es y será tu alimentación: si te hinchas a pizzas, patata fritas, bollos y comida procesada en general, el ayuno no va a hacer que mágicamente sus efectos queden anulados.

¿Cuáles son los beneficios del ayuno intermitente?

No son pocos y todos parecen tener buen respaldo científico. Copiamos la lista directamente del post de Marcos Vázquez sobre el ayuno intermitente, muy completo y recomendable si quieres profundizar más.

 Uno de los beneficios más importantes es que el cuerpo “aprende” a usar las grasas como combustible, algo que tiene prácticamente olvidado, ya que está acostumbrado a un constante suministro de azúcares cada pocas horas.

¿Qué tipos de ayuno intermitente existen?

Existen varios tipos de ayuno intermitente. Dos de ellos son los más ampliamente utilizados por su sencillez.

Ayuno 16/8:

Es el más sencillo, llevadero y recomendado para todos. Para los primerizos con el ayuno intermitente, el ayuno 16/8 es el más recomendable antes de atreverse con más. Básicamente consiste en ayunar al menos 16 horas al día y comer dentro de las 8 horas restantes. En la práctica, es saltarse el desayuno o la cena. Puedes cenar, digamos a las 21:30, saltarte el desayuno del día siguiente y a las 13:30 ya podrías comer. O puedes comer libremente hasta las 15:00, saltarte la cena y romper el ayuno con el desayuno a partir de las 7:00.

Ayuno 24h:

Más sencillo aún de explicar. 24 horas sin comer, sin más. Desayunas hoy a las 8:00 y hasta mañana a las 8:00 no comes nada.

En ambos casos, durante el ayuno se permite tomar café (sin azúcar ni leche, claro), te y otras infusiones y por supuesto, agua.

Mitos sobre el ayuno intermitente

Muchos estaréis pensando en multitud de verdades axiomáticas de la nutrición y el fitness que chocan de bruces con los beneficios del ayuno intermitente. ¿Qué pasa con el comer cada 3 horas para mantener el metabolismo activo? ¿qué pasa con evitar la catabolización en ayunas? Pues todos estos mitos parecen derrumbarse a la luz de la evidencia científica. Os dejamos a continuación enlaces a artículos por expertos en la materia, que sustentas cada una de sus explicaciones con evidencia científica y análisis clínicos.

No sé a vosotros, pero a mi, me han entrado ganas de saber mucho más sobre este tema.

Marcos Vazquez en Fitness Revolucionario

Mitos sobre el ayuno intermitente

El Ayuno estratégico para mejorar tu salud

Víctor de Fitness Real

El ayuno intermitente: lean gains

Sergio Espinar

Ayuno intermitente: La Bala mágica. Parte 1

Related Post
Elabora tus propias bebidas isotónicas
Puesta a punto en la nieve: otra forma de hacer ejercicio
Dormir bien mejora nuestro físico
Año nuevo, vida nueva: despídete de los malos hábitos
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.