Continuación del relato de Sebastián Álvaro, jefe de expedición de Al filo de lo imposible y cliente y amigo de fisico, en el que nos describe magistralmente el reto del ascenso a Laila Peak.

Si te perdiste la primera parte, puedes leerla aquí.

Sin más preámbulos, continuamos con el relato:

Así que tendremos que sufrir. Aunque no estemos ni adaptados ni preparados para ello. Pero podemos soportarlo todo, si tenemos clara la meta. La historia de nuestra especie lo demuestra. Muchas personas antes que nosotros, soportaron toda clase de privaciones y penurias, incluso cuando fueron arrastradas al límite de lo tolerable por nuestro organismo. Los campos de concentración nazis, los de Stalin en Siberia o el terror impuesto por Mao en China, son unos pocos ejemplos de lo que, en tiempos modernos, el ser humano ha tenido que soportar. Y también de la crueldad y desdichas que podemos desatar. Como especie fuimos capaces de crear las Meninas y la orquesta de cámara, pero también fuimos capaces de crear las cámaras de gas. Victor Frankl escribió un hermoso libro, “El hombre en busca de sentido”, sobre su terrible experiencia en un campo de concentración nazi en el que sobrevivió a pesar de todo el horror inimaginable. Es un libro que, todavía hoy, es un buen ejemplo de aquello que podemos lograr si nos lo proponemos, si buscamos ese sentido al que Victor se refiere, aunque, en definitiva, sean metas que se sitúen por encima de nuestras realidades. La meta de Frankl fue sobrevivir para contarlo. Y lo logró. Continue reading Laila Peak: El hombre en busca de Sentido (2)

Sebastián Álvaro, jefe de expedición de Al filo de lo imposible y cliente y amigo de fisico, nos ha enviado este intenso relato en el que nos describe magistralmente el reto del ascenso a Laila Peak.  Sin más preámbulos, empecemos a disfrutar del relato:

No estamos diseñados ni nacemos adaptados para aceptar el sufrimiento, pero, de hecho, hasta eso se aprende en la vida. Me lo pregunto mirando a mi alrededor las montañas nevadas, descansando sobre los bastones de esquí, mientras resoplo como una locomotora y me quedo helado con la brisa que sube del valle que congela hasta el sudor que me recorre la espalda. Allí abajo queda el campo base, el último reducto de vida amable, donde nuestras tiendas se ven desde aquí diminutas. ¿Qué hacemos aquí pasando frío, viviendo una de esas situaciones al límite que el común de los mortales descartaría por temeraria o irracional…? Hace treinta años vinimos por primera vez a escalar el K2, la montaña más difícil y prestigiosa del grupo de las más altas. Pero ahora nuestro objetivo es diferente. Un grupo de amigos hemos venido a tratar de efectuar la primera escalada en invierno de una de las montañas más hermosas del mundo: el Laila Peak (6250 mts). Una montaña esbelta y afilada que, como una flecha, se clava en las nubes, la montaña piramidal que todos los niños pintan en el colegio y los alpinistas soñamos con escalar; el prototipo de montaña inaccesible que reta la imaginación de todos los que amamos las montañas. Continue reading Laila Peak: El hombre en busca de Sentido (1)