3 recetas llenas de Vitamina C a prueba de resfriados

Por mucho que nos pese a los amantes del solecito, el terraceo y las vacaciones, el otoño ya está aquí. Los días ya vuelven a ser más cortos, empiezan las primeras lluvias y con ellas, también los primeros resfriados.

¿Quién no anda moqueando ya por las esquinas? ¡Pues no os preocupéis porque a la hora de elegir las recetas de hoy, también hemos tenido en cuenta que vengan bien cargaditas de Vitamina C para hacer frente y evitar los estragos del cambio de estación!

¡Así que seamos más positivos, que no todo es gris y frío en otoño!

El otoño también nos trae los níscalos, los boletus y los rovellones; las castañas, los higos y el membrillo; las calabazas, la berenjena y las alcachofas. Productos deliciosos llenos de nutrientes con los que se pueden preparar auténticas obras maestras de la gastronomía, sin necesidad de tener un máster en Le Cordon Bleu.

¿Qué? ¿Nos ponemos manos a la obra?

Crema de calabaza y curry:

pure_calabaza

Para empezar ¿qué mejor opción que un platito de cuchara? Cremoso, lleno de sabor e ideal para entrar en calor. Coge papel y lápiz y apunta los ingredientes que vas a necesitar:

  • 600 g de calabaza
  • 1 puerro grande o dos pequeños
  • 1 cebolla grande
  • 2 patatas gallegas
  • 5 zanahorias medianas
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 4 g de curry en polvo
  • 2 g de nuez moscada en polvo
  • Sal fina (al gusto), sal Maldon (para adornar)
  • 1 litro de agua o de caldo de verduras o ave

¡Hale! ¡Todos a sus puestos!

  1. Comienza picando la cebolla y el puerro (sólo la parte blanca) y pochándolos en un chorrito de aceite en el fondo de la olla o puchero que vayamos a emplear. Lo pochamos durante unos 5 minutos, con una pizca de sal.
  2. Mientras tanto, lavamos y pelamos la calabaza, las zanahorias y las patatas. Cortamos los 3 vegetales en trozos pequeños y lo añadimos al mismo recipiente en el que estamos cocinando el puerro y la cebolla.
  3. Cubrimos las verduras con 1 litro de agua o de caldo (de verduras o de pollo) y dejamos que se cocine. Si lo hacéis en una olla exprés, no serán más de 5 minutos desde que empiece a soltar el vapor. En una olla normal, unos 20 minutos. Sabréis que está hecho cuando las verduras estén blanditas.
  4. Por último corregir de sal y añadirle una cucharada de curry y media de nuez moscada.
  5. Triturar con la batidora y ¡a comer!

Ensalada templada de espinacas, setas y queso de cabra:

captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-17-17-01

Para las cenas rápidas, todos sabemos que no hay mejor salida que una ensalada. Eso sí, bien completita, como la que os proponemos hoy.

Esta vez, con eso de que los resfriados están al acecho, hemos decidido sustituir las hojas de lechuga por espinacas que tienen el doble de Vitamina C, cuatro veces más ácido fólico y mucha más vitamina K. Pero vayamos a lo que nos importa, a la maravillosa Vitamina C que tan importante es para nuestro sistema inmunológico.

Como ya sabréis, la Vitamina C es hidrosoluble, por lo que, para que nuestro organismo la asimile correctamente no deberíamos cocerla, sino consumirla en crudo, como en el caso de esta ensalada, o, por ejemplo rehogando las verduras en una sartén, por ejemplo.

Bueno aquí van los ingredientes:

  • 150 gr. de espinaca cruda
  • 100 gr. de setas de temporada (níscalos, rovellones, setas de cardo, rebozuelos…)
  • Un par de rodajas de rulo de cabra
  • Un puñado de granos de granada
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
  • Vinagre
  • Otros ingredientes al gusto

El mundo de las ensaladas es libre, cada cual puede echarle a su ensalada lo que más le apetezca, de hecho, si a esta receta queréis añadirle algún otro ingrediente de cosecha propia os animamos a hacerlo 😉

Pero basta de cháchara y pongámonos a trabajar:

  1. Primero lava y seca las hojas de espinaca y colócalas en un bol o ensaladera.
  2. Pongámonos con las setas. Para limpiar las seta se recomienda no mojarlas. Así que olvídate de ponerlas bajo el grifo y limpialas mejor con un trapito húmedo o con un cepillito de dientes, pero siempre suavemente, porque es un producto delicado.
  3. Corta las setas en trozos no muy grandes, aunque tampoco hace falta que las piques.  Las setas las podemos hacer al horno, para no usar tanto aceite, o a la plancha, preferiblemente en una sartén antiadherente. En ambos casos es importante que tengan sitio para hacerse y que el fuego esté fuerte, porque debemos sellarlas si queremos evitar que suelten demasiada agua y acaben cociéndose en su propiojugo. Por eso es importante hacerlas en cantidades pequeñas, en vez de todas de golpe.
  4. Por lo general cada tipo de seta tiene una cocción idónea, así que os sugerimos echar un vistazo en internet antes de poneros con ellas. Cuando las setas estén hechas, añadirlas a la ensalada.
  5. Corta un par de rodajas del rulo de cabra y en una gotita de aceite, fríelas un poco. Se puede comer en crudo, pero también está delicioso un poco tostadito. Eso sí, cuidado al sacarlo de la sartén y darle la vuelta, porque al estar derretido suele costar un poco. Cuando lo tengas, añádelo también a la ensalada.
  6. Por último, desgrana media granada y añade los granos a la ensalada. La granada le aportará frescura a la ensalada y un gran contenido nutricional. Para aquellos que no lo sepáis, las semillas de granada son ricas en Vitamina C y B2, y minerales como el potasio, el manganeso, el hierro y el calcio, además de ser antioxidantes.
  7. Aliña al gusto ¡Y a disfrutar!

Falso cus-cus de brócoli con pollo y verduras:

cuscus-brocoli-05

Y para terminar nuestra propuesta de hoy, os proponemos otro alimento de temporada, rico en Vitamina C: el brécol o el brócoli.

En esta ocasión hemos elegido una original receta que nos permite dejar de ver al brócoli como esa verdura con forma de arbolitos, aburrida y sin sabor, que acompañan a una pechuga de pollo en la dieta.

El brócoli ofrece muchas posibilidades, desde hacer con él una masa para pizza hasta rallarlo para hacer un falso cuscus, como en esta ocasión. Además aporta Vitamina C, betacarotenos, es muy rico en áciso fólico (vitamina B9), vitamina B6 y aporta mucho hierro. Recuerda que la Vitamina C ayuda a nuestro organismo a asimilar mejor el hierro, así que es muy bueno combinar alimentos que aportan hierro con alimentos que aportan Vitamina C.

Como hemos dicho antes, la pérdida de la Vitamina C durante la cocción es de hasta el 60% al hervir, y de un 20% si se cocina al vapor, así que, en este caso, proponemos consumirla cruda, al natural, como vino al mundo.

Ingredientes (para 2 raciones)

  • 1 brócoli grande (de 1-1,5 kg.)
  • 2 zanahorias
  • Media cebolla
  • Media manzana
  • 150 gramos de pollo
  • Curry
  • Pasas
  • Aceite de oliva virgen extra
  1. El primer paso es rallar el brócoli. De un “ramillete” de kilo, kilo y medio, pueden salirnos unos 250gr de cus-cus.
  2. Después picaremos la cebolla, la zanahoria y la manzana y las saltearemos juntas en la sartén. Empezaremos primero con la cebolla, después la zanahora, la manzana, y por último añadiremos las pasas. Es cierto que las pasas tienen bastante azúcar y muchos hidratos de carbono, pero aportan mucha energía y altas dosis de vitaminas y minerales. Son ricas en vitaminas del grupo B, magnesio y calcio; fósforo, flavonoides y tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Casi nada.
  3. Mientras las “verduras” se pochan en la sartén, picaremos el pollo y le añadiremos una cucharadita de curry. El pollo y el curry son ingredientes opcionales que podéis incluir u omitir, en función de la dieta que estéis siguiendo o de vuestros gustos culinarios.
  4. Cuando las verduras estén hechas, añadimos el pollo a la misma sartén y salteamos hasta que esté hecho.
  5. Por último, corregir de sal. Añadimos el falso cuscús de brócoli que teníamos reservado, le damos un par de vueltas en la sartén, y listo.

¡Os encantará!

Fuentes consultadas:

http://recetasderechupete.hola.com/crema-de-calabaza-y-curry/6628/

http://recetasderechupete.hola.com

Related Post
Dime qué quieres ejercitar y te diré qué comer
Trucos para evitar el efecto rebote estas Navidades
El cortisol: ¿Amigo o enemigo?
El ayuno intermitente
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.