Dime qué quieres ejercitar y te diré qué comer

Somos lo que comemos. La importancia de la alimentación en nuestro desarrollo físico es una obviedad y dedicar un post a hablar en general de nutrición sería hablar más de lo mismo que puedes encontrar fácilmente en la red. Queremos darle una vuelta de tuerca. ¿Qué alimentos son los óptimos según lo que queramos ejercitar o desarrollar? Ésta es la pregunta del millón y te vamos a ayudar a solventarla recomendándote una alimentación específica para que consigas tus objetivos más fácilmente.

Alimentos para mejorar tus abdominales

En muchas ocasiones nos apuntamos al gimnasio con el objetivo de eliminar la barriguilla cervecera que sale de nuestro abdomen, o simplemente para conseguir esa tableta de chocolate  que se ha puesto tan de moda sobre todo entre la población masculina.

Los alimentos que ayudarán a que tus ejercicios de abdominales se optimicen son esencialmente aquellos que nos aportan mucha energía, pero poca grasa y que mantengan el vientre plano libre de gases o hinchazones, así que nada de coliflor o abusar de legumbres con chorizo 😉

Te ofrecemos una lista de alimentos aptos para conseguir un vientre de top model:

  • Frutos secos; fuente de energía sana
  • Frutas y verduras: pero… ¡ojo! Con aquellas que nos producen gases. Los espárragos son muy diuréticos y nos ayudarán a eliminar líquidos y evitar así la sensación de hinchazón.
  • Infusiones: Hay algunas infusiones que también nos ayudarán a eliminar líquidos como el té verde y otras conseguirán que nuestro organismo se depure y esté libre de gases como el hinojo, la manzanilla, el anís estrellado, o la menta poleo.
  • Pan y pastas integrales: Nos aportan energía y nos ayudan a que nuestro organismo se encuentre depurado y libre de toxinas o gases molestos.

Alimentos para ganar flexibilidad

En ocasiones, nuestro objetivo de ir al gimnasio es conseguir sentirnos más flexibles y eliminar dolores al realizar ciertos movimientos gracias a actividades como el Pilates o Yoga.

Para ayudar a este tipo de ejercicio es de vital importancia consumir alimentos que tengan efectos antiinflamatorios y diuréticos para las articulaciones y los músculos. Si nuestras articulaciones se encuentran hinchadas por la retención de líquidos, será más difícil que las fibras de la musculatura sean más flexibles. Te indicamos algunos de estos alimentos:

  • Frutas para eliminar líquidos como la piña que es muy diurética.
  • La cebolla, el jengibre o el curry tienen efectos antiinflamatorios.
  • Pescado azul, es muy conveniente gracias a los ácidos grasos del Omega 3 que cuida de nuestras articulaciones.
  • Verduras diuréticas como la espinaca o el espárrago.

Alimentos que me ayudarán a estar más fuerte

En el gimnasio hay varias actividades con las que ganarás músculo y fuerza, como por ejemplo las que te ofrecemos en fisico; Kettlebell training o levantamientos olímpicos. Es ideal que combines el ejercicio de estas actividades con ciertos alimentos que son óptimos para que seas más fuerte que Hércules:

  • Huevos: los huevos mantienen la testosterona a un nivel óptimo para aumentar la musculatura y fuerza.
  • Pipas de girasol: contiene proteínas y vitamina E, un antioxidante perfecto para recuperarse después de un intenso ejercicio.
  • Carne de ternera: Es una importante fuente de proteínas puras, gracias a la creatina que contiene se consigue mejorar y fortalecer la masa muscular.
  • Espinacas: esta verdura contiene octasanol que es responsable de aumentar la fuerza muscular y la resistencia física.

Comer bien y hacer deporte son los elementos imprescindibles para sentirte saludable y si además consigues un extra de flexibilidad, abdomen firme o fortaleza… muchísimo mejor. Tendrás un cuerpo 10.

Fisico
fisico

FISICO, Ultimate Fitness Concept. Conocidos como el gimnasio más innovador de España, vivimos cada día el fitness con pasión, ilusión y responsabilidad. Ven y crea con nosotros el fitness del mañana.

Related Post
Trucos para evitar el efecto rebote estas Navidades
3 recetas llenas de Vitamina C a prueba de resfriados
El cortisol: ¿Amigo o enemigo?
Grasa buena y grasa mala: dos caras de la misma moneda
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dejar un comentario